Antiguamente se relacionaba al envejecimiento al simple paso del tiempo y a la carga genética que traemos, es decir que envejeceríamos como nuestros padres y abuelos lo hicieron, sin embargo, ahora sabemos que los genes representan solo el 25% de las causas de envejecimiento. En el 2005 se introdujo el término EXPOSOMA, que significa el conjunto de factores de exposición a los que está sometida una persona desde el momento de su concepción hasta que muere, el cual ya se sabe representa el 75% de los factores que afectan nuestra salud y el estado de nuestra piel. La suma de ellos altera el genoma a lo largo de nuestra vida desencadenando múltiples enfermedades crónicas, cáncer y envejecimiento prematuro.

Los 7 factores que forman el exposoma son:

  • RADIACIÓN SOLAR Tanto la luz visible como la radiación ultravioleta son el factor más importante y más estudiado, responsable del conocido fotoenvejecimiento alterando la piel en sus diferentes capas y afectando directamente la pigmentación cutánea.
  • POLUCIÓN Difícil de controlar y con un crecimiento desbordado día a día es un factor clave a tener en cuenta. Las partículas pequeñas en el ambiente, gases, productos de la combustión y altos niveles de ozono se depositan tanto en nuestra piel como en nuestro cabello generando daño.
  • TABAQUISMO El cigarrillo contiene miles de partículas contaminantes que inducen daño por estrés oxidativo celular generando deterioro de la función de los fibroblastos (células encargadas de producir colágeno), pérdida de luminosidad en la piel, arrugas y manchas.
  • NUTRICIÓN Llegando a inducir por si sola la formación de arrugas hasta en un 30% es un factor súper importante a considerar. Dietas altas en carnes rojas, lácteos y azúcares favorecen el deterioro de la piel.
  • ESTRÉS Factor que todos sabemos al ser sostenido durante el tiempo afecta a todo el organismo, aún no está del todo claro cómo afecta a la piel específicamente pero se sabe que deteriora su función de barrera afectando su permeabilidad y recuperación. Por otra parte, está íntimamente relacionado con el siguiente factor, afectándolo directamente.
  • FALTA DE SUEÑO Dormir menos de 5 horas durante la noche ha probado afectar la barrera cutánea y aumenta notoriamente los signos del envejecimientos.
  • TEMPERATURA Nos referimos a los extremos. Estar sometidos a climas muy fríos o muy calientes por tiempo prolongado afecta la termorregulación cutánea y genera cambios en la misma. A su vez, cambios bruscos de temperatura también afectan mucho más a las pieles reactivas.

 

¿Qué podemos hacer con todo esto? Lo mejor de saber esta información es que ¡ahora podrás trabajar en todos los factores que puedes controlar!

Llevar una alimentación balanceada, rica en frutas, verduras y legumbres; evitando los excesos y disminuyendo el consumo de alcohol es una excelente manera de empezar. Eliminar el consumo de tabaco o al menos disminuirlo a lo mínimo posible mientras encuentras la manera de sacarlo de tu vida es un paso gigante no solo para tu piel, sino para tu salud en general. Planear estrategias para disminuir el estrés que te rodea y mejorar los hábitos de sueño con las ideales 8 horas durante la noche refrescará tu apariencia y sin duda tu ánimo. No podemos dejar de hacer hincapié en la correcta protección solar a diario, incluso estando dentro de casa. Y ser más cuidadosos durante el verano y/o los momentos de exposición directa como al salir a hacer actividad física o ir a la playa o piscinas. Hay muchos productos antioxidantes en el mercado que te ayudaran a enfrentar los efectos de la polución, como lo es la vitamina C que al incorporarla todas las mañanas a tu rutina en serum será de gran ayuda así como diferentes opciones de maquillaje. Ciertamente no podemos controlar el clima de la ciudad donde vivimos, pero si podemos regular el aire acondicionado y calefacción en nuestros hogares y sitios de trabajo, procura mantener temperaturas agradables evitando los cambios bruscos y llegar a los extremos.

¡Ya lo sabes, un estilo de vida saludable se verá reflejado en tu piel también!

 Dra. Mariangel Benítez

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
sonrisa-gingival-tratamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *