Otoplastia

El principal objetivo de la otoplastia es modificar la forma, el tamaño o la posición de las orejas para darles un aspecto más agradable. Uno de los problemas estéticos más frecuentes son las orejas despegadas y su solución es una simple intervención

La otoplastia o cirugía de las orejas corrige y remodela las orejas logrando mejorar su forma, proporción y posición con respecto al cráneo, consiguiendo un equilibrio facial.

La cirugía de las orejas consiste en realizar una pequeña incisión vertical en la parte posterior de cada oreja y remodelar el cartílago, ya que es éste el que le da firmeza y define su forma. Este procedimiento se realiza con anestesia local y tras éste, el paciente podrá experimentar síntomas leves que desaparecen con el paso de los días.

Los resultados son visibles a las 24horas y de manera permanente, luciendo así unas orejas más acordes a la forma y tamaño de su rostro